Larrosa advierte de que “la situación va a empeorar porque 75 agentes han solicitado la jubilación, mientras que los 46 nuevos policías que deberían haberse incorporado hace tiempo comenzarán la oposición en abril, así es que el alcalde Ballesta va a terminar este mandato en blanco”

El Grupo Municipal Socialista ha vuelto a denunciar hoy la desprotección e inseguridad que sufren a diario los vecinos y vecinas, sobre todo de pedanías, porque “a la evidente y notable falta de agentes de la Policía Local, que desde el PSOE hemos advertido desde hace años, se suma otra circunstancia que también hemos constatado, el cierre de cuarteles durante algunos momentos del día”, explica el concejal Juan Vicente Larrosa.

Por ello, “lo lógico es que ante esta situación de falta de vigilancia es que se produzcan actos vandálicos, problemas de seguridad vial y, principalmente, robos, como el de la semana pasada en La Raya en el que los ladrones arrancaron la reja de una ventana para entrar en la casa en la que la familia dormía”, apunta el concejal, quien asegura que “por la mala gestión del PP se lo estamos poniendo muy fácil a los delincuentes desde el Ayuntamiento”.

Precisamente, el Cuartel de la Policía Local de La Raya está cerrado por las noches por falta de agentes, lo que impide dar un servicio a una vasta extensión de territorio, en el que están ubicadas las pedanías de Rincón de Seca, Rincón de Beniscornia, Era Alta y Pedriñanes, Nonduermas y Ermita de Burgos, Puebla de Soto, Javalí Nuevo, Barqueros, Sangonera la Seca y Ermita de Roca y Cañada Hermosa, además de La Raya.

Ante esta situación, Larrosa indica que cuando se produce algún hecho delictivo en algún punto de estas pedanías se tienen que ocupar los agentes destinados al Cuartel de Espinardo, dando así servicio a 15 pedanías, y “claro, cuando llegan, solo pueden pedir a los vecinos que han sido víctimas de un robo que vayan a poner la denuncia a la Comisaría de Policía”.

Asimismo, el concejal advierte de que “la situación va a empeorar porque 75 agentes han solicitado la jubilación este mes de enero, gracias a la Ley de Jubilación Anticipada recién aprobada, mientras que los 46 nuevos policías que deberían haberse incorporado hace tiempo comenzarán la oposición en abril, así es que el alcalde Ballesta va a terminar este mandato en blanco. Ni un solo nuevo agente desde 2009, lo que ha provocado que tengamos una plantilla con cerca de 250 policías menos y esto es absolutamente insostenible”.

Larrosa declara que “las explicaciones de los responsables municipales son siempre excusas o tirar la pelota para otro tejado, pero si se escudan en que el grave problema de inseguridad del municipio es competencia de la Delegación del Gobierno, ya le decimos que no, que no solo se producen robos, sino quema de contenedores e infracciones de tráfico y las plantillas de Guardia Civil y Policía Nacional también se han visto reducidas puesto que durante el Gobierno de Rajoy no se incorporaron nuevos efectivos, que en el caso de la Región se perdieron 400 agentes”.

Por tanto, “más que excusas les propongo soluciones, que es lo único que piden nuestros ciudadanos, vivir tranquilos y seguros. El equipo de Gobierno municipal podría, como primera medida, redistribuir mejor los servicios por zonas y no apostarlo todo a las horas extra, puesto que pese al mínimo de 175 de complemento de refuerzo de jornada que realiza la Policía Local, a la vista está que no da abasto”.