La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Susana Hernández, recuerda que este proyecto planteado en Espinardo, para el que la Unión Europea aportó 7,5 millones de los 10 en los que se presupuestó, está paralizado desde hace meses ante el malestar de los vecinos y las vecinas de una de las barriadas más degradadas del municipio

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia presentará en el Pleno de mañana jueves una moción pidiendo al equipo de Gobierno que constituya un grupo de expertos que evalúen el Plan Urban en el barrio del Espíritu Santo, en la pedanía de Espinardo, y busquen la fórmula para dar continuidad a la ejecución de este proyecto antes de que acabe el actual mandato.

La portavoz del PSOE en el Consistorio, Susana Hernández, quien defenderá esta propuesta en la sesión plenaria, considera que los distintos partidos políticos con representación municipal deben participar en dicho grupo de expertos para poder hacer desde dentro sus aportaciones a un Plan que ha supuesto la inversión de más de 10 millones de euros, de los cuales 7,5 proceden de fondos de la Unión Europea.

El objetivo del Urban en Espinardo era fomentar la cohesión social y el desarrollo económico de una barriada especialmente degradada y para ello se ha contado con una financiación europea que no está teniendo continuidad en el respaldo desde la Administración local.

En el Pleno de abril de 2018 el equipo de Gobierno actual se comprometió a dar continuidad a las actividades que se venían realizando, pero la realidad es que la mayoría de ellas llevan prácticamente un año sin funcionar y los vecinos y las vecinas de este barrio murciano ya saben que en mayo se finiquitarán todas las actividades planteadas. Así, el PSOE ya denunció entonces que el programa de danza para escolares y adolescentes que seguían 40 niños y niñas de entre 3 y 12 años había dejado de impartirse ante el descontento generalizado entre los menores y sus familias.

«Es cuanto menos sorprendente que, tras gastar esta importante cuantía de dinero en una zona de Murcia, el PP ni haya evaluado su impacto ni haya pensado en dar continuidad a dicho proyecto, tirando así por tierra los trabajos realizados y, lo que es más preocupante, abandonando a su suerte a un grupo de menores que se sentían arropados e ilusionados con las perspectivas que aparecían en sus vidas», explica Hernández.