Enrique Lorca ha visitado los servicios ubicados en Puerta Nueva y Saavedra Fajardo y la Biblioteca de El Palmar, donde no hay ascensores ni aseos adaptados, por lo que critica que el Ayuntamiento no esté cumpliendo la normativa vigente

El Grupo Municipal Socialista denuncia el incumplimiento de la Ley de Accesibilidad en distintos edificios municipales, donde se atiende a decenas de usuarios todos los días. En concreto, el concejal Enrique Lorca ha visitado el inmueble donde se aloja el servicio de Estadística, el de Saavedra Fajardo y la Biblioteca de El Palmar. En estos tres edificios la única posibilidad de acceso es la escalera.

Para Lorca, “no se trata tan solo de un incumplimiento de la Ley, sino de una falta de respeto tanto a los usuarios como al propio personal funcionario”. Respecto al edificio de Estadística, situado en la Calle Puerta Nueva, 10, incumple la Ley 4/2017, de 27 de junio, de Accesibilidad Universal de la Región de Murcia, artículo 16. No obstante, como explica el concejal, tampoco se rige por los requisitos del I Plan Municipal de Accesibilidad Universal del Ayuntamiento de Murcia (publicado 28 de marzo de 2019 en el BORM). En concreto, “no se cumple el objetivo 4.3.2, que consiste en mejorar la accesibilidad en las edificaciones de uso público en el que se habla de realizar en 2019 un protocolo de inspección e intervención en edificios públicos para mejorar la accesibilidad”.

Por tanto, el local no dispone de ascensor para acceder a la planta 1 y 2. Además, en la planta baja, donde está situado el servicio de Empadronamiento, tampoco cuenta con un aseo público para los usuarios con movilidad reducida. En este inmueble se encuentran también el Servicio de Estadística y Notificaciones y el Consejo Económico-Administrativo de Murcia.

La Biblioteca de El Palmar, única existente para una población de 23.000 habitantes, tampoco tiene un ascensor, como ocurre para acceder a la tercera planta del edificio municipal de Saavedra Fajardo, donde también se ubican distintos servicios del Ayuntamiento, por ello, el concejal manifiesta que “quizá es más urgente lograr la accesibilidad plena en estos edificios que gastar alrededor de 40.000 euros en la reforma del despacho del alcalde Ballesta”.

La igualdad real entre ciudadanos también consiste en facilitar la movilidad a los vecinos y vecinas que tienen dificultades y, al mismo tiempo, una ciudad que quiere presumir de una imagen moderna, inteligente, avanzada e innovadora no puede postergar más las obras y medidas necesarias para que la accesibilidad deje de ser una reivindicación y pase a ser ya, definitivamente, una realidad. El Ayuntamiento de Murcia, como administración, debe ser la primera en dar ejemplo”.

Igualmente, Lorca recuerda que el Ayuntamiento recibió el Premio Reina Letizia a la Accesibilidad Universal por el impulso de medidas y políticas orientadas a fomentar la inclusión de personas con discapacidad, sin embargo, “parece que todo ha quedado en un impulso porque observamos y comprobamos que hay mucho por hacer”.