El portavoz socialista, José Antonio Serrano, afirma que esta situación afecta a la salud de la plantilla y a la conciliación de su vida laboral y familiar, pero repercute también en la seguridad de la ciudadanía. “Estamos ante un problema muy delicado que no se puede solucionar con imposiciones”

Además, denuncia que esta mañana el concejal Martínez-Oliva y el Jefe de la Policía Local, han impedido una visita de los ediles socialistas Teresa Franco y Enrique Lorca al cuartel del Infante cuando iban a comprobar las condiciones laborales y materiales de los agentes

El Grupo Municipal Socialista denuncia el “decretazo” del alcalde Ballesta, emitido hoy, para suspender temporalmente el régimen de descansos de la plantilla de la Policía Local, “reconociendo así la importante merma que sufre el cuerpo y las consecuencias para la seguridad de la ciudadanía, algo que el PSOE lleva denunciando años”, declara el portavoz socialista, José Antonio Serrano.

Además, asegura que “el Partido Popular lleva haciendo dejación de funciones en materia de Personal durante décadas, algo que es más grave en un servicio tan imprescindible como el de la Policía Local”. Además, recuerda que “es una situación que llevamos denunciando desde el PSOE varios mandatos y que continuamos advirtiendo en este desde el primer día”. Al respecto, apunta que “en el primer Pleno la concejala Teresa Franco defendió una moción para aumentar la plantilla durante estos cuatro años hasta los 1.000 efectivos, y el PP y su socio, Ciudadanos, votaron una propuesta alternativa para llevar la plantilla a 700 efectivos; no obstante, comprobado el escaso nivel de cumplimiento del equipo de Ballesta nos tememos que al final no serán mil pero tampoco 700”.

“Es incoherente y alarmante que el alcalde Ballesta firme ahora un decreto que deja sin descanso los fines de semana a nuestra Policía, que lleva años trabajando en precario, tanto en efectivos como en recursos, los cuales ya demostraron su descontento realizando una concentración a las puertas del Ayuntamiento durante el Pleno de octubre”.

Para colmo, precisa el portavoz, “hemos tenido acceso a un informe de la jefa de Servicio de Salud Laboral referido a los turnos y a la ampliación de jornada laboral e indica que está confirmado que la plantilla tiene un riesgo psicosocial alto respecto a otros trabajadores lo que conlleva un factor de estrés añadido que puede desembocar en el síndrome del policía quemado, en un aumento de la incapacidad temporal y de la accidentalidad y que afecta a la seguridad y eficacia del trabajo. Por eso, la Ley determina el periodo mínimo de descanso entre jornadas de 12 horas, que se está incumpliendo lo que resulta una perversión del funcionamiento y las consecuencias las sufren los propios agentes”.

Serrano recuerda que esta situación afecta a la salud de la Policía y a la conciliación de su vida laboral y familiar, pero repercute también en la seguridad de los ciudadanos. “Estamos ante un problema muy delicado que no se puede solucionar con decretazos ni imposiciones”.

Asimismo, el portavoz informa de que esta mañana el concejal responsable de la Policía Local, Martínez-Oliva, ha impedido una visita de los ediles socialistas Teresa Franco y Enrique Lorca al cuartel del Infante cuando iban a comprobar las condiciones laborales y materiales de los agentes. “No entendemos tanto impedimento ni obstáculo ni tanta falta de transparencia, debe ser porque tienen algo que esconder”.

Más de 80 vehículos abandonados en las cocheras municipales

Por otro lado, sumado a la falta de personal hay quejas sobre los recursos materiales. “Ya denunciamos en septiembre la situación del parque móvil de la Policía Local ¿alguien puede entender que nuestros agentes patrullen en los vehículos sin la mampara de protección?”, señala el portavoz quien constata que desde septiembre todo sigue igual o peor porque “hay al menos cuarenta coches y otras cuarenta motocicletas bloqueados en el parque móvil”.