El concejal Andrés Guerrero señala que los usuarios de las actividades que se celebran tienen que desplazarse a las aulas cedidas por el Colegio Salzillo y a otros centros como el de Guadalupe

El Grupo Municipal Socialista defenderá en el próximo Pleno del jueves un centro cultural para Espinardo, que con una población cercana a los 12.000 habitantes, es uno de los barrios más poblados del municipio y, sin embargo, no tiene un espacio acondicionado para poder desarrollar actividades culturales y de ocio. Es más, según el concejal Andrés Guerrero, los talleres que se está celebrando se imparten en aulas cedidas por el Colegio Salzillo y por otros centros culturales como Guadalupe.

Por tanto, “aquellos vecinos y vecinas de Espinardo que tengan interés por participar  en alguna actividad tienen que desplazarse y al estar desperdigados no pueden disfrutar de una programa cultural más completo”, explica el concejal, quien recuerda que durante años el único salón de actos que podían usar los usuarios se encontraba situado en el Centro Cultural y Social, donde había un escenario y se desarrollaban conferencias, conciertos, teatro… “aunque con muchas limitaciones puesto que tenía un aforo reducido a 70 personas y hemos pasado de estas pésimas condiciones a otras peores porque ahora mismo no tenemos nada”.

Guerrero indica que el Centro Cultural y Social de Espinardo fue primero en desarrollar su actividad en el año 1982, y se encuentra en la actualidad situado en un edificio con una antigüedad superior a los 100 años, que presenta diversos daños en su estructura y no ofrece ninguna garantía a los vecinos. Informa de que se han realizado diversos informes, que han concluido que la situación de los forjados es insostenible y no cabe ninguna reforma ni parcheado dada la gravedad del deterioro.

“Dicha situación ha determinado la suspensión inmediata de todas las actividades realizadas en dicho centro y el traslado de las mismas, por lo que los cerca de 12.000 vecinos del barrio han quedado privados de espacios públicos que no sean al aire libre”, señala el concejal, quien añade “esta situación determina seriamente la necesidad de adoptar medidas valientes que permitan dotar a Espinardo del centro que realmente se merece, equiparándolo a otros barrios y pedanías”.

Declaraciones de Andrés Guerrero

Por todo ello, en la moción exige que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia tome cartas en el asunto y empiece a realizar a la mayor brevedad posible las actuaciones pertinentes, localización de ubicación, proyecto y dotación económica, para llevar a cabo un nuevo centro Cultural en Espinardo, con auditorio y debidamente adecuado con espacios a disposición de las asociaciones del barrio, tomando como modelo los más modernos realizados hasta el momento como es el Centro Cultural de Beniaján.