El concejal Antonio Benito lamenta “la triste imagen de esta mañana de personas que intentaban rescatar las plantas” y anuncia que pedirá información detallada del gasto que supone esta frecuente sustitución de macetas

Para el Grupo Municipal Socialista, “la obsesión del PP por las flores en el centro de la ciudad es anormal y no precisamente por amor a las plantas, porque si fuera así no nos encontraríamos con imágenes de flores en buen estado arrancadas vivas y en bolsas de basura”, explica el concejal Antonio Benito.

“Hoy, en la misma puerta del Ayuntamiento hemos visto cómo los operarios de jardines arrancaban las flores en buen estado, cuya plantación se anunció a bombo y platillo este verano como una de las 100.000 actuaciones en parques y jardines y ahora ya no sirven, es la política de escaparate y de lo fungible”, señala, y añade que “el mismo día que se extraen las plantas, el alcalde Ballesta anuncia su presencia en el montaje de un árbol de Navidad artificial” .

Asimismo, el concejal critica que se gasten miles de euros en una plantación masiva y pocas semanas después se arranca. “Al menos, nuestros responsables municipales podrían buscar alternativas para darle una segunda vida a decenas de plantas que son seres vivos”, apunta el edil, quien dice también que “a la muerte de tantas flores hay que sumar la triste imagen de vecinos y vecinas intentando rescatarlas de las bolsas de basura”.

Para Benito, “lo que esta mañana estamos contemplando en la Glorieta no es excepcional, es más, es una metáfora de la política volátil del PP, y ahora también de sus socios de Ciudadanos; además, los murcianos estamos acostumbrados a plantar y contemplar cómo brotan y crecen plantas y árboles. Sin embargo, el equipo de Gobierno es más de adornos de usar y tirar, cuesten lo que cuesten porque ya estamos los contribuyentes para sufragar esta política caprichosa”.

El concejal, quien asegura que “los vecinos que pasaban esta mañana se alarmaban por el despilfarro”, recuerda que, “para colmo, mientras en la Glorieta se tiran flores vivas a la basura, en pedanías no se ven ni muertas ni vivas, otra tónica de esta política que no trata a todos los vecinos y vecinas por igual”, y anuncia que pedirá información detallada del gasto realizado.