El concejal socialista Enrique Lorca se pregunta ¿cómo es posible que se pierdan 42.000 euros anuales cuando resulta que, por lo que hemos comprobado, se ha duplicado el número de calles para instalar las sillas?”

Hace unos días, el Grupo Municipal Socialista advertía de la inminente finalización del contrato de sillas y tribunas, un contrato cuyos plazos son de sobra conocidos por el concejal de Cultura, Festejos y Recuperación del Patrimonio, Jesús Pacheco, quien “no ha sido lo suficientemente ágil y responsable para sacar a concurso el nuevo, por lo que ahora, deprisa y corriendo, tendremos una adjudicación con la que el Ayuntamiento perderá dinero”.

Declaración de Enrique Lorca

El concejal socialista Enrique Lorca apunta que el responsable de Cultura y Festejos debería dar explicaciones a los murcianos y a las murcianas por “está pésima gestión” ya que “se merecen saber cómo se utiliza el dinero público”.

Asimismo manifiesta que “entendemos que hay asuntos municipales que requieren, por novedad y por dificultad, un procedimiento más largo, pero contratos que salen a concurso de forma habitual y a los que nosotros mismos les ponemos fecha de finalización no tienen excusa para que terminen sin tener el nuevo preparado”.

Según el edil, para poder contar con las sillas y tribunas esta Semana Santa y Fiestas de Primavera, “el equipo de Gobierno no ha tenido más remedio que tramitar a través de un procedimiento de urgencia una autorización demanial que se aprobó en la última Junta de Gobierno, algo insensato cuando el propio concejal de Cultura y Festejos ha tenido cuatro años para elaborar el pliego de condiciones, que es competencia suya”.

Al respecto, precisa que en 2016 el contrato tenía un canon anual de 112.311,86 euros, sin embargo, en esta ocasión, al ser una autorización para la utilización de dominio público se aplican unas tasas concretas, el precio es de 70.587,86 euros, algo que Lorca cuestiona: ¿cómo es posible que se pierdan 42.000 euros anuales cuando resulta que, por lo que hemos comprobado, se ha duplicado el número de calles para instalar las sillas?”.

Además, el concejal socialista critica que en el pliego de esta autorización queda establecido que se puede prorrogar la misma desfile a desfile hasta 2023, por lo que para esa fecha el Ayuntamiento podría dejar de ingresar por este concepto más de 100.000 euros.

“Es injustificado el poco respeto al dinero público y no creo que las arcas municipales estén para menospreciar ni un euro”, explica Lorca, quien además indica que en la anterior adjudicación se puntuaba que los precios de las sillas pudieran ser rebajados, mientras que en la autorización actual se establece el coste sin descuento alguno.

Por todo ello, declara que “estamos ante un perjuicio bastante grave no sólo a las arcas municipales, sino al ciudadano en general, y creemos que nuestra obligación es depurar responsabilidades por lo que hemos solicitado ya la comparecencia de Pacheco en la Comisión de Asuntos Generales”.