El portavoz, José Antonio Serrano, afirma que estamos en el momento en el que hay que dejar de lado la realización de gastos que no sean prioritarios, adoptando como objetivo primordial no dejar atrás a las personas que se encuentren en peor situación para afrontar el futuro

Igualmente, considera que “si hemos sabido estar unidos para hacer frente al COVID19, podemos encarar sus consecuencias con la misma solidaridad y generosidad”

Los concejales y concejalas del Grupo Municipal Socialista han estado trabajando estas semanas en el diseño de medidas que podrían aplicarse cuando la pandemia remita, ya que “todo apunta a que los efectos económicos y sociales van a dejar un panorama muy complicado”, según señala el portavoz socialista, José Antonio Serrano, quien afirma que “si hemos sabido estar unidos para hacer frente al COVID19, podemos encarar sus consecuencias con la misma solidaridad y generosidad”.

Declaraciones de José Antonio Serrano

Por ello, considera que “los ediles socialistas nos hemos visto en la necesidad de aportar un plan, que brindamos a los colectivos, grupos políticos, asociaciones y colegios profesionales con el fin de que les pueda servir de base para que con el trabajo de todos podamos aplicar medidas consensuadas y eficaces”, señala Serrano, quien habla de «un plan con más de 60 medidas, abierto a la aportación de toda la sociedad”. El citado Plan ha sido remitido esta mañana a los agentes sociales.

Descargar el Borrador del Acuerdo Social para la Recuperación del Municipio de Murcia

“Los murcianos y murcianas esperan de sus representantes políticos el compromiso y la responsabilidad de mitigar los perjuicios de esta pandemia y, sobre todo, de estar junto a todas aquellas personas que quedarán sin trabajo y en una situación de evidente vulnerabilidad”, explica el portavoz.

Asimismo, declara que “estamos en el momento en el que hay que dejar de lado la realización de gastos que no tengan la consideración de prioritarios, adoptando como objetivo primordial no dejar atrás a las personas y colectivos que se encuentren en peor situación para afrontar el futuro”.

Por ello será obligatorio, la adopción urgente de medidas en materia de política activa de empleo, de apoyo al comercio, a pymes y a autónomos, dirigiendo las propuestas, sobre todo, a lograr el rescate de las personas ante las consecuencias de la situación que vivimos. Entre éstas, las iniciativas relacionadas con mejorar el acceso a una vivienda digna debe ser prioritaria. Igualmente, Serrano advierte de que es fundamental una coordinación absoluta entre administraciones bajo las premisas de corresponsabilidad, solidaridad y lealtad.

En este sentido, el portavoz socialista destaca que dentro de la estructura del Ayuntamiento de Murcia, las juntas municipales deben ocupar un papel primordial a la hora de elaborar y transmitir un análisis de la situación de sus barrios y pedanías en colaboración con las asociaciones de cada uno de los mismos y con los funcionarios municipales designados a esas labores.

Entre las medidas de protección social, se apunta la previsión extraordinaria de inversiones en el presupuesto municipal, la ampliación de la plantilla de trabajadores de atención primaria, el adelanto de las subvenciones nominativas correspondientes a 2020 o la creación de viviendas transitorias para facilitar un alojamiento temporal.

Entre las medidas económicas, una de las medidas es incluir una partida presupuestaria de 6.000.000€ para ayudar a los autónomos, exención de tasas para determinados establecimientos y ampliación del periodo de pagos, puesta en marcha de diferentes acciones formativas para propietarios y empleados, relativas a cómo relanzar un negocio tras el periodo de crisis, cambiar “Murcia, Capital Gastronómica” al año 2021 y que todo lo que estaba presupuestado se libere para la promoción del sector, desarrollar un plan de promoción turística en el marco nacional o iniciativas para la reactivación cultural.

En cuanto a medidas de fomento de empleo, se propone la agilización urgente de la firma de los convenios con asociaciones empresariales, Economía Social y Tercer Sector, ayudas a la contratación o un plan de emprendedurismo para jóvenes.

“Todas las medidas están abiertas a la sociedad y su financiación debe estar reflejada en los presupuestos municipales, que es verdad que sufrirán un recorte en los ingresos”, indica Serrano, quien insiste en la obligación de abandonar proyectos no prioritarios, inversiones no urgentes y gastos superfluos, priorizando el Gasto en las Personas.