La concejala Carmen Fructuoso afirma que “en estos momentos de crisis por la pandemia hay que afinar mucho los gastos del Ayuntamiento y apostar por aquello que repercute directamente en el bienestar de los vecinos y vecinas”

No podemos desembolsar en un acto de Murcia Gastronómica casi 70.000 euros y tener a los menores beneficiarios de las becas comedor sin pagarles. Como responsables políticos, no tenemos argumentos para justificar esto”

El Grupo Municipal Socialista, dentro del Plan de Reactivación Socioeconómica de Murcia, que presentó hace un par de semanas junto a Ciudadanos y Podemos, apuesta por medidas que reduzcan los gastos superfluos. “No es el momento, y sabemos que las fotos del alcalde Ballesta suponen mucho dinero, así que le pedimos que reduzca hasta la mínima expresión las puestas en escena y los anuncios. Debemos ser responsables y hacer una redistribución del dinero público con el objetivo fundamental de que repercuta en sostener a nuestros vecinos y vecinas más vulnerables y en el bienestar de todos”, declara la concejala socialista Carmen Fructuoso.

Declaraciones Carmen Fructuoso

En este sentido, pone como ejemplo gastos de este mismo año, que “no podemos permitirnos el lujo de repetir en los próximos meses, por justicia y por coherencia”. Es entonces cuando la concejala habla del acto de presentación en el Teatro Romea de Murcia Capital Gastronómica, que ronda los 70.000 euros. Solo la participación de Samantha Vallejo-Nágera ha supuesto una factura de 9.680 euros por 40 minutos. “Este gasto podría entenderse en un momento en el que nuestro municipio no sufriera un 30% de población en riesgo de pobreza, pero incluso creemos que Murcia tiene grandes de chef que se podrían haber ocupado de este acto por un caché menor, sin embargo, la constante búsqueda de glamour por parte del alcalde nos lleva a este tipo de desembolsos tan extraordinarios e innecesarios”.

Por el mismo concepto, la concejala recuerda que la cancelación de actos por el Covid-19 también “ha generado facturas desorbitadas, incluso de más de 6.000 euros, que nos resulta difícil de comprender”.

Por otro lado, la celebración del mercadillo de Navidad en la Glorieta supuso una inversión de alrededor de 76.000 euros. “Esto sin contar lo que costó el árbol de Navidad y todas las luces”, añade la edil, quien tiene más “ejemplos de gastos que no tienen cabida en estos momentos, un servicio de catering por 5.808 euros con motivo del Creamurcia o el vídeoclip ‘Te amaré, te amo y te querré’, que nos costó 6.897 euros”.

“Pero es que, para colmo, se trata de facturas que en una etapa de cierta bonanza económica podrían tener sentido y justificación siempre y cuando tuvieran rentabilidad, pero producir un videoclip para dos publicaciones en Facebook no nos parece suficiente”, manifiesta.

Sobre esto, Fructuoso apunta que “igualmente, en las cuentas municipales nos encontramos con gastos sin rentabilidad ninguna para nadie, por ejemplo, tenemos la creación de la aplicación Nextour, una plataforma enfocada al turismo, que no ha funcionado nunca y que fue contratado por el Servicio de Informática por 18.125,80 euros”.

Por todo ello, se pregunta “cómo podemos justificar ante la ciudadanía que el Ayuntamiento tenga dinero para todo esto y no lo tenga para pagar las becas comedor, que a día de hoy siguen sin abonarse al completo. Desde luego, en el Grupo Socialista no tenemos argumentos para justificarlo”, y explica que “estos ejemplos y muchos más son motivo suficiente para exigir la elaboración y aprobación de un plan de reducción de gasto innecesario”, en el que estén identificadas todas las necesidades no esenciales para suspender su ejecución definitivamente durante el ejercicio 2020 con las correspondientes reasignaciones presupuestarias; y que establezca que se suspenda la ejecución de todas las partidas presupuestarias no ejecutadas -total o parcialmente- que se refieran a gastos no esenciales o innecesarios para la lucha contra esta crisis sanitaria, económica y social, según aparece en el Plan de Reactivación Socioeconómica de Murcia.