La concejala Ainhoa Sánchez, que ha podido asistir a las sesiones con normalidad durante el confinamiento, considera que esta situación atenta contra la igualdad, la conciliación y la participación

El Grupo Municipal Socialista no sale de su asombro ante la actitud ‘machista y retrógrada’ de la dirección del Pleno del Ayuntamiento de Murcia que está impidiendo la participación en las sesiones de la concejala Ainhoa Sánchez, de baja por maternidad, de forma telemática cuando, además, es un procedimiento que está ensayado y para el que no existe impedimiento alguno porque ha sido el utilizado durante los meses de confinamiento.

Declaraciones de Ainhoa Sánchez

En la última sesión, cuando coincidieron los dos plenos, el extraordinario y el ordinario, que se prolongaron hasta las 15.30 horas, Sánchez tuvo que asistir con su bebé, de tan solo un mes. En aquel momento, denunció que, pese a estar aprobada la moción que exigía la implantación del voto telemático, ese día tenía que acudir al Salón de Plenos, “algo absolutamente paradójico y absurdo porque durante los meses de confinamiento hemos participado todos los concejales en plenos telemáticos sin ningún problema”, explica la edil, quien añade que “en vez de aprender de lo positivo que ha traído esta pandemia como es hacer uso de la tecnología para seguir trabajando desde nuestros hogares, volvemos a dar pasos atrás”.

Tras la celebración de los plenos de junio, la concejala se dirigió al secretario del Pleno para volver a pedir su participación telemática, pese a estar la moción aprobada, “y la contestación es de lo más rancia porque viene a decirme que como no estoy enferma no estoy impedida para venir al Ayuntamiento, sin tener en cuenta que tengo un bebé que es completamente dependiente. Creo que cualquiera que tenga hijos, hombre o mujer, sabe perfectamente que los primeros meses los bebés no tienen hábitos de sueño ni comida y tienes que estar atendiéndoles a demanda y a deshoras”.

Para Ainhoa Sánchez, el alcalde Ballesta, como presidente del Pleno, debe tomar una decisión contundente, que será un precedente que beneficiará a todos los concejales y concejalas del Ayuntamiento de Murcia. “No puede ser que con los tiempos que corren, cuando tenemos la tecnología necesaria, estemos funcionando como si viviéramos en el siglo pasado”.

Es más, la concejala socialista afirma que “en vez de seguir dando pasos para dar un buen ejemplo a la sociedad poniendo en marcha los medios para desarrollar una auténtica concililiación de la vida laboral y familiar, estamos parapetados en usos y costumbres antiguos, como si no hubiese pasado el tiempo y, lo que es peor, sin favorecer las condiciones para que exista una verdadera igualdad entre hombres y mujeres”.

Ainhoa Sánchez concluye que “quizá la intención sincera de la dirección del Pleno es torpedear la participación, lo que tampoco nos extrañaría, por lo que espero que el alcalde, como presidente del Pleno, imponga su autoridad”.