Ambas formaciones afirman que “el PP ha convertido el municipio en su chiringuito, donde operar a su antojo para favorecer a sus amigos y sin escuchar ni a expertos, ni a grupos políticos ni, lo que es más grave, a los murcianos y murcianas”

Los grupos municipales de PSOE y Podemos han denunciado esta mañana “la utilización de la imagen de los concejales de estas formaciones que participan en el consejo de administración de Urbamusa, celebrado ayer, para dar empaque al anuncio del alcalde Ballesta de una serie de parking disuasorios de los que no tenían conocimiento porque no se habló de ello durante la reunión”, lo que consideran “una falta de respeto por parte del máximo responsable de la Corporación”.

Los portavoces de ambas formaciones, José Antonio Serrano y Ginéz Ruiz, han mostrado su asombro al encontrarse con la noticia del desarrollo de aparcamientos disuasorios como si hubiese sido una decisión del consejo de administración de Urbamusa, cuando ni tan siquiera se informó de ello. “Obvia, sin embargo, Ballesta que en el orden del día de ese consejo aparecía el nombramiento como jurista de un funcionario que está imputado e igualmente que la concejala socialista Ainhoa Sánchez mostró su discrepancia con el hecho de que no se habilitara su participación telemática porque está de baja maternal”, declara el portavoz del PSOE, quien ha presentado en nombre de su grupo una queja formal.

Ambos grupos han denunciado también la “falta de respeto” que este equipo de Gobierno tiene con la Corporación municipal ya que este asunto de los aparcamientos se debatió en el Pleno de febrero y se acordó, con los votos a favor de Podemos, PSOE y Ciudadanos “paralizar las actuaciones referidas a la construcción de los parking disuasorios que se encuentren fuera de los definidos en el PMUS, con especial atención al de Santiago y Zaraiche y Santiago el Mayor/Ronda Sur”. Para el portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Murcia, Ginés Ruiz, “es muy grave que el gobierno de la Glorieta se salte a la torera las indicaciones del Pleno. Denota falta de respeto a la democracia y una grave alteración de los mecanismos de funcionamiento del gobierno local”. A su juicio, “tienen que darnos muchas explicaciones para que podamos entender porque se sacan de la manga un proyecto tan importante sin aprobarlo en el lugar que corresponde, en el consejo de administración de Urbamusa, y haciendo oídos sordos a lo que el Pleno, lugar donde están representados todos los murcianos y murcianas, le ha indicado”.

Para PSOE y Podemos esto no es más que otro ejemplo de la forma de gobernar del Partido Popular, ahora con la complicidad de Ciudadanos. “No escuchan a los vecinos y vecinas, solo buscan su propio beneficio”. Para ambas formaciones, “el PP ha convertido el municipio en su chiringuito, donde operar a su antojo para favorecer a sus amigos y sin escuchar ni a expertos, ni a grupos políticos ni, lo que es más grave, a los murcianos y murcianas”.

Para Ginés Ruiz este asunto “es una manera de desviar la atención para no tener que dar explicaciones al follón que han montado con la concesión de la gestión de la ORA”. El portavoz de Podemos ha aclarado que “de lo que sí hablamos en el Consejo de Administración de Urbamusa es de las dudas legales que plantea la gestión de la ORA ya que dejaron vencer el contrato sin sacar concurso nuevo, lo adjudicaron de urgencia a Urbamusa y ahora quieren hacer una adjudicación definitiva cuando no se cumplen los requisitos legales. Esto es lo que quieren ocultar centrando la atención en los parkings paralizados por el Pleno”.

Los dos grupos exigen que el alcalde, José Ballesta, explique qué ha pasado con este asunto y por qué “han mentido de esta manera tan descarada asegurando que la puesta en marcha de cuatro parkings sale de un Consejo de Administración donde el tema ni siquiera se puso sobre la mesa y, además, lo hace dando la espalda al Pleno que en febrero le dijo que estos proyectos debían paralizarse”, han destacado ambos portavoces. “Como oposición, no podemos pasar por altos estas malas prácticas que además de ser sucias provocan un grave perjuicio a miles de vecinos y vecinas de las zonas norte y sur de la ciudad”.