El portavoz, junto a los concejales Carmen Fructuoso, Juan Vicente Larrosa y Andrés Guerrero, han mostrado hoy su rechazo porque “no podemos convalidar una decisión que se ha saltado el Pleno y no es transparente”

El Grupo Municipal Socialista ha mostrado hoy su rechazo a la adjudicación a Urbamusa del servicio de Estacionamiento Regulado de la ORA, un procedimiento que “nos ha generado muchas dudas, del que sospechamos posibles irregularidades y que, por tanto, no podemos dar por bueno ni transparente ni participativo”.

La postura del Grupo Municipal ha sido anunciada esta mañana en el transcurso de la

celebración de la Comisión de Pleno de Infraestructuras, Hacienda, Gestión Económica y Asuntos Generales, en la que han participado el portavoz, José Antonio Serrano, junto a los concejales Carmen Fructuoso, Juan Vicente Larrosa y Andrés Guerrero.

Este último manifiesta que “estamos absolutamente convencidos de la remunicipalización. Para el PSOE remunicipalizar significa devolver a la gestión pública del Ayuntamiento los servicios, porque es la forma más eficaz de prestarlos y también la que ofrece más garantía para los ciudadanos y ciudadanas”.

No obstante, Guerrero apunta que “una cosa es apostar por la remunicipalización y otra bien distinta hacerlo de cualquier manera. Tenemos dudas de que Urbamusa reúna las condiciones legales exigidas para cumplir con la correcta prestación de la ORA, además de sospechar que se pueden haber cometido irregularidades en la adjudicación porque es un encargo que debe hacer el Pleno, y es ahora, nueve meses después de tener el encargo esta empresa cuando quieren someterlo a decisión del mismo. Desde luego, esto, como mínimo, es poco participativo y transparente”. Añade que “el PP quiere que convalidemos en el Pleno una adjudicación realizada en la Junta de Gobierno, algo que a nuestro entender es irregular, por eso, la sensación que tenemos es que quieren convertir este órgano supremo en uno meramente consultivo de las actuaciones de la Junta de Gobierno”.

El concejal socialista, como ya denunciara en su día el edil Juan Vicente Larrosa, afirma que no está toda la documentación que debe conformar el expediente de adjudicación. “Nos hemos encontrado con un expediente incompleto y, claro, estas circunstancias no hacen más que acrecentar nuestras sospechas”.

Asimismo, los concejales socialsitas también sostienen que “no nos fiamos de que detrás de este encargo no haya un fin oculto, dado que no solo nos omiten datos sino que incluso alguno de ellos no se corresponden con la realidad”.

Guerrero apunta que “la cuestión no es tanto el fondo de la remunicipalización como la forma, sobre todo si tenemos en cuenta también de que partíamos de un contrato de diez años de duración. Tramitar este expediente con tiempo suficiente nos hubiera permitido poder aprobarlo sin generar ningún tipo de duda en cuanto a su tramitación”.

Además, el concejal advierte que, “para colmo, el periodo de alegaciones va a ser en agosto, un mes casi inhábil, lo que demuestra la poca creencia del PP en la transparencia”.

Por último, Andrés Guerrero declara que “puede que nos equivoquemos pero las mismas dudas les ha suscitado a otros grupos políticos representados en el Ayuntamiento de Murcia, y no solo de la oposición”.