El concejal socialista Antonio Benito advierte de que la detección precoz es crucial para un desarrollo intelectual y académico de los escolares y pide un convenio de colaboración con el Colegio de Ópticos-Optometristas y la Universidad de Murcia

Ir a descargar

El Grupo Municipal Socialista plantea para el próximo Pleno del Ayuntamiento de Murcia una moción con el fin de diseñar un programa de revisiones visuales a los menores con ayudas económicas, ya que “la mayor parte de la información que recibe nuestro cerebro lo hace a través del sistema visual y el desarrollo del sentido de la visión tiene lugar durante la infancia y adolescencia mediante un proceso que requiere de estimulación y aprendizaje, por lo que los fallos pueden provocar tanto problemas duraderos, como la ambliopía u ojo vago, y de aprendizaje académico”, explica el concejal Antonio Benito.

Por ello, es necesario, vigilar con cuidado el correcto desarrollo del sistema visual del menor y que se apliquen las ayudas y correcciones que sean necesarias. “Tanto la red pública sanitaria como la red de centros sanitarios privados hacen una gran labor en la detección y tratamiento de los problemas de salud visual de la población infantil y adolescente, pero aún así es necesario que desde los poderes públicos ahondemos en el cuidado del desarrollo visual de nuestros menores con el fin de que tengan un correcto desarrollo fisiológico y un óptimo rendimiento académico”, justifica el concejal.

Asimismo, explica que “vivimos una etapa en que el aumento de incidencia de la miopía alta o muy alta supone un importante factor de riesgo para que en el futuro haya un aumento drástico de diversas patologías retinianas que provocan discapacidad e incluso ceguera permanente”.

Igualmente, Benito apunta que “no podemos permitir que la falta de medios económicos cause que una mala visión infantil provoque una discapacidad visual para el resto de la vida de nuestros hijos e hijas” y reconoce que “la demanda de servicios sociales, que ya era importante antes de la crisis, se ha agudizado con la crisis sanitaria y económica derivada del COVID-19, por lo que es bastante probable que el número de casos de menores que necesiten una ayuda visual y no se la puedan costear se vea acentuada en breve, lo que a buen seguro provocará una mayor incidencia de miopía juvenil”.

Por todo ello, propone contar con la colaboración tanto de entidades privadas como el Colegio de Ópticos-Optometristas de la Región de Murcia que, a través de sus colegiados, tiene una amplia red de centros que además han mostrado su apoyo e interés en colaborar de modo altruista. Además, se puede hacer extensivo a otros centros como los servicios asistenciales del Servicio Murciano de Salud, de la Universidad de Murcia, de clínicas privadas o incluso de consultas médicas, con el fin de crear una red de ayuda visual a los jóvenes del municipio en peor situación socioeconómica.

Asimismo, el concejal considera necesario poner en marcha un ambicioso programa de revisiones visuales a escolares y de fomento de hábitos visuales saludables en los centros escolares del municipio de Murcia, en colaboración con el Servicio Murciano de Salud, la Consejería de Educación, el Colegio de Ópticos-Optometristas y la Universidad de Murcia, así como firmar un convenio para incluir tanto la provisión de ayudas ópticas (lentes o gafas), como el cumplimiento de programas de terapia visual como de prevención del aumento acelerado de la miopía.