La concejala Ainhoa Sánchez exige la factura de las mascarillas que ha repartido en el colegio, que visita junto al concejal de Pedanías, Marco Antonio Fernández y afirma que “600 fundas de plástico para mascarillas por 2.795€ me resulta desorbitado”

Ir a descargar

El Grupo Municipal Socialista ha lamentado en varias ocasiones que los presidentes de las juntas municipales no puedan adquirir y repartir mascarillas entre sus vecinos y vecinas, sin embargo, esta mañana “hemos comprobado que el alcalde pedáneo de Cobatillas, Francisco Fenoll, también trabajador de la Oficina Smart City, ha facturado 600 portamascarillas, que realmente son bolsas de plástico, por 2.795,10 euros, los cuales fueron repartidos ayer entre los escolares junto a unas mascarillas con luces. Si los alcaldes pedáneos no pueden comprar mascarillas, según instrucciones de la Concejalía de Descentralización, de dónde han salido las que ha distribuido”, pregunta la concejala socialista Ainhoa Sánchez.

Además, apunta que el servicio de Descentralización, dirigido por el concejal Marco Antonio Fernández, remitió una circular a principios de octubre a todas las juntas municipales para autorizarles la compra exclusivamente de hidrogeles, vallas y biombos.

La concejala aclara que, tras revisar la factura de la compra realizada por Fenoll, “me resulta desorbitado abonar por 600 fundas de plástico casi tres mil euros, a no ser que en esta cuantía vaya incluido el precio de mascarillas”, por ello, “exigimos al pedáneo que explique cómo se han pagado las mascarillas repartidas y en caso de no poder justificarlo, reclamamos a Fernández su cese inmediato”.

Además, señala que “la factura pone explícitamente ‘no contiene mascarilla’, sin embargo, ¿alguien puede creerse que una bolsa de plástico cueste 3,85 euros más IVA?”. Es más,“esta situación provoca nuevos agravios comparativos no sólo con el resto de alcaldes pedáneos, sino con la población, en este caso con niños y niñas que dependiendo de donde vivan tendrán mascarillas”, declara Ainhoa Sánchez.

Igualmente, añade que “nos parece que repartir mascarillas con luces es frivolizar con las medidas de protección seguras y homologadas que requiere esta pandemia”.