El Grupo Socialista recuerda que a este concejal, desde 2015 hasta ahora, se le ha despojado de las responsabilidades de personal, descentralización y vía pública

El Grupo Socialista asegura que “solo hay que leer el preámbulo de la licitación, los antecedentes del concurso de la Administración Electrónica y el primer punto de los servicios solicitados para comprobar que la interconexión de registros con otras administraciones lleva más de 3 años esperando y la sede electrónica tiene grandes deficiencias”. Además, los socialistas afirman que “hemos ratificado con datos todos los incumplimientos, pero serán las autoridades las que determinen los mismos. Para nosotros la obligación era ponerlo en manos de las autoridades”.

Al respecto, consideran que el concejal Guillén parece el protagonista de Eduardo Manostijeras, “todo lo que toca lo destroza. Lo más reciente hasta ahora, el contrato investigado por la Fiscalía de Parques y Jardines y ahora el contrato de la Administración Electrónica. Está claro que todo lo que él gestiona se hunde”. El mejor indicador de que lo único que genera son problemas, es que Ballesta lo ha ido despojando de competencias desde que llegó al Ayuntamiento de Murcia en 2015. “No hemos sido nosotros, sino el alcalde, que le trajo al Ayuntamiento de Murcia, el que le ha ido quitando competencias en menos de dos años, por algo será”.

Hay que recordar que el concejal Guillén es, nada más y nada menos, que el tercer teniente de alcalde y que en vez de contestar a nuestras preguntas “se dedica a inundar de papeles y números que no dicen nada, es más confunden en un intento desesperado por justificar lo injustificable. A lo único que se ha dedicado es a ponernos querellas por denunciar presuntas irregularidades”. El Grupo Socialista invita al concejal Guillén a que se conozca bien el camino del juzgado, “quizá tenga que ir más de lo que le gustaría, porque tendrá que dar allí las explicaciones, ya que a nosotros nos ha bloqueado todo lo que ha podido en nuestro papel de oposición”.