El concejal del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia, Andrés Guerrero, recuerda que se inició la aprobación en el pasado mes de abril y que servirá para adaptar la normativa vigente a la nueva realidad social y tecnológica y para proteger nuestro valioso patrimonio, el medio ambiente y el paisaje urbano y rural

El concejal del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia, Andrés Guerrero exigirá en el próximo Pleno que se continúe urgentemente la tramitación y aprobación definitiva de la ordenanza reguladora de publicidad exterior. Guerrero ha recordado que se inició la aprobación en el pasado mes de abril y que servirá para adaptar la normativa vigente a la nueva realidad social y tecnológica y para proteger nuestro valioso patrimonio, el medio ambiente y el paisaje urbano y rural.

“El plazo para la tramitación definitiva venció el pasado mes de junio, sin que se haya traído a este Pleno, nuevamente, para resolver las reclamaciones en su caso formuladas y someterlo a aprobación definitiva. Esta ordenanza es muy necesaria para la construcción de una ciudad más sostenible y justa para todos.”, ha apuntado el concejal socialista.

Del mismo modo, Guerrero ha apuntado que la propuesta se ajusta rigurosamente a la legislación sectorial, en particular a la Ley General de Publicidad, definiendo lo que constituye publicidad ilícita y buscando con ella promover la igualdad de género y la educación social. Además, implanta procedimientos para evitar la publicidad sexista, así como limitar el impacto de la publicidad del juego.

“Este enfoque moderno y eficiente es necesario a fin de agilizar la actividad económica local. El proceso de elaboración de esta ordenanza ha sido exhaustivo, incluyendo la recopilación de opiniones expertas, el análisis de la legalidad existente y la participación pública”, ha señalado.

Para finalizar, y en lo que respecta a la seguridad vial, Guerrero ha dejado claro que la ordenanza regula con claridad que las instalaciones y soportes publicitarios deben cumplir con la normativa de tráfico, eficiencia energética y contaminación lumínica, siendo totalmente coherente con la legislación estatal y autonómica de carreteras, especialmente en lo que respecta a la publicidad en grandes soportes visibles desde las vías.