La concejala del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia, Carmen Fructuoso, asegura que la huelga de los conductores de Monbus se debe al desprecio sistemático del alcalde y el concejal de Movilidad por las personas que no viven en el casco urbano

“Los trabajadores se han cansado de las ocurrencias y de los bandazos del equipo de Gobierno, que ni tiene claro cuál es el modelo de municipio que quiere, ni le importa que los ciudadanos y ciudadanas de las pedanías estén abandonadas desde que llegaron a La Glorieta”

La concejala del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia, Carmen Fructuoso, ha explicado que la nefasta gestión de Ballesta castiga a los vecinos y vecinas de pedanías que durante la Navidad no contarán con transporte público”. Fructuoso ha asegurado que la huelga de los conductores de Monbus se debe al desprecio sistemático del alcalde y el concejal de Movilidad por las personas que no viven en el casco urbano.

“Los trabajadores se han cansado de las ocurrencias y de los bandazos del equipo de Gobierno, que ni tiene claro cuál es el modelo de municipio que quiere, ni le importa que los ciudadanos y ciudadanas de las pedanías estén abandonadas desde que llegaron a La Glorieta”, ha apuntado.

Para Fructuoso, la decisión de convertir el carril de Gran Vía en BUS-VAO solo responde a una voluntad ideológica por parte del Partido Popular, ya que ni hay informes técnicos que avalen esta acción, ni tiene sentido que se haga en el núcleo urbano, porque no hay manera de controlarlo.

“Exigimos al PP de Ballesta que recapacite y escuche el clamor de los vecinos y vecinas, que están en absoluto desacuerdo con su decisión. No tiene razón alguna que pongas el transporte público para las fiestas si luego, el mismo transporte que debe llevar a la gente, se encuentra entorpecido por el coche”, ha admitido la concejal socialista, que ha recordado que “los niveles de contaminación son altísimos en nuestro municipio, y optar por una ciudad llena de humo lo único que hace es poner en riesgo severo la salud de nuestros ciudadanos y ciudadanas”.