La concejala del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia, Regina Sarría, explica que con esta iniciativa, se cumple una doble función: por un lado, que se les permita aparcar en zonas de carga y descarga o en zonas de reservadas para personas con movilidad reducida; y, por otro lado, se les permita acceder de forma rápida a los baños públicos sin necesidad de dar explicaciones

La concejala del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia, Regina Sarría, defenderá en el Pleno de enero una moción en la que instará al equipo de Gobierno a crear un protocolo para dotar de una tarjeta especial a las personas con discapacidad orgánica.

Sarría ha explicado que, con esta iniciativa, se cumple una doble función: por un lado, que se les permita aparcar en zonas de carga y descarga o en zonas de reservadas para personas con movilidad reducida; y, por otro lado, se les permita acceder de forma rápida a los baños públicos sin necesidad de dar explicaciones.

“Sufrir estas enfermedades supone que estas personas tengan que enfrentarse a diario contra barreras sociales, que hacen que su vida cotidiana se complique hasta límites inaceptables en una sociedad moderna, llegando al aislamiento social, miedo o dejar de hacer planes por si no hay un baño cerca. Una de las barreras cotidianas a la que se enfrentan surge cuando tienen que ponerse al volante, muchos pacientes ven mermados sus derechos, haciéndolo con inferioridad de condiciones con respecto al resto de población”, ha asegurado.

Debido a que la enfermedad Inflamatoria Intestinal está catalogada dentro de las discapacidades orgánicas y no físicas, las personas que la sufren no pueden hacer uso de las plazas reservadas para personas con movilidad reducida, a pesar de tener reconocida una minusvalía, por miedo a ser multados aunque su urgencia sea justificada.

“Desde el Grupo Municipal Socialista vemos la necesidad de acabar con las desigualdades a las que se enfrentan en su día a día los pacientes de Enfermedades Inflamatorias Intestinales y como Administración Local, la más cercana a los vecinos y vecinas, debemos asumir el compromiso de la adopción de medidas para mejorar su calidad de vida”, ha afirmado Sarría.

Del mismo modo, la concejala socialista propondrá al equipo de Gobierno que se promueva una campaña de información y concienciación, como ya están haciendo otros ayuntamientos, para que cafeterías, restaurantes y comercios se unan a la campaña y que permitan el uso de sus establecimientos a personas que sufren estas enfermedades. Los comercios que se unieran a esta campaña podrían lucir una pegatina que indicara que es un comercio sensibilizado con la discapacidad orgánica.